jueves, 16 de mayo de 2019

REVISTA CERES | VERANO 2019 | N° 14 | AÑO 8


jueves, 18 de abril de 2019

RANA PLAZA ESTÁ EN TODOS LADOS! - DECLARACIÓN 24 DE ABRIL


sábado, 2 de febrero de 2019

Boletín N°3 MMM- Las Américas


Entre los días 22 y 28 de octubre del 2018, el País Vasco recibió al 11º Encuentro Internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres. Un espacio potente y diverso, donde representantes de la MMM de todo el mundo pudieron compartir experiencias de sus territorios y construir una agenda feminista común para los próximos tiempos.El Encuentro tuvo la presencia de 36 territorios y países de todo el mundo, de América, estuvieron representantes de 12 coordinaciones nacionales. 20 años de lucha.
Este 11º Encuentro se celebra 20 años después del primer Encuentro (Quebec, 1998). Desde entonces, la Marcha Mundial de las Mujeres ha organizado una movilización feminista permanente, que traspasa fronteras.y ha construido una visión internacional conectada a las realidades locales.El movimiento tiene una visión feminista anti-sistémica, anticapitalista, que pretende transformar las estructuras de la sociedad en general para construir un mundo de igualdad, libertad y solidaridad. Desde 1998, se han realizado cuatro Acciones Internacionales, 11 Encuentros Internacionales, e innumerables manifestaciones, programas de formaciones, campañas y luchas de las mujeres de todo el mundo. En el 11º Encuentro se reafirma que hoy más que nunca "seguiremos en marcha hasta que todas seamos libres".

Declaración final del 11º Encuentro Internacional

Nosotras mujeres de la Marcha Mundial reunidas en Bilbao, Euskal Herria en el nuestro 11º Encuentro Internacional con representantes de 36 países nos reafirmamos como feministas, anti-capitalistas, anti-colonialistas y anti-racistas y en permanente marcha hasta que todas seamos libres.La lógica del capital y de la vida son absolutamente irreconciliables y nuestras respuestas como organización plural y diversa tienen que ser cada día más potentes de movilización en las calles y dentro de las bases populares.Identificamos una reorganización del sistema capitalista que resulta en un resurgimiento del fascismo, del uso de la guerra, de la pérdida de derechos sociales y económicos. Las llamadas crisis no son más que justificaciones para los ajustes económicos, la pérdida de derechos, la privatización de la vida la desposesión de los cuerpos y la ocupación de los territorios. Las empresas transnacionales concentran cada vez más riqueza y poder, y generan destrucción de la naturaleza, violencia y expulsión de pueblos de los lugares en donde siempre vivieran. Grandes grupos económicos controlan las cadenas de valor, desde la extracción de materias primas, hasta la producción y la distribución de mercancías y servicios; y las transnacionales del agro-negocio que producen venenos y contaminan nuestros cuerpos y nuestras tierras.Las políticas de ajuste se sostienen sobre el trabajo de las mujeres, repitiendo orientaciones ya conocidas, como la reducción del salario y gastos públicos, al mismo tiempo en que transfiere la responsabilidad de lo que llaman crisis a la población. Asistimos a un asalto a los gobiernos que difieren del sistema hegemonía proponiendo alternativas al neoliberalismo y sus formas de concebir la vida, la democracia, la economía y en fin la distribución del poder y los recursos en el mundo.Esta reorganización también significa un aumento de la violencia hacia las mujeres en toda su dimensión patriarcal, racista y colonialista cuyas manifestaciones más significativas son la agresión a los territorios, los cuerpos y comunidades para su control y expolio, lo que produce grandes desplazamientos, migraciones, refugiadas, tráfico de personas, explotación sexual, violencia contra las personas sexualmente diversas, militarización de la vida y muerte.Desde nuestras resistencias en los territorios impulsamos experiencias políticas e económicas que enfrentan ese sistema afirmando la centralidad de la sostenibilidad de la vida. La construcción cotidiana de la auto organización, la solidaridad, la agroecología, la economía feminista y solidaria, la defensa de los comunes son estrategias para garantizar una vida “digna” y para construir la autonomía de las mujeres sobre el cuerpo, la sexualidad y una vida libre de la violencia racista y patriarcal. ​​Afirmamos que la auto-organización de las mujeres es nuestra estrategia de fortalecimiento como sujeto político que construye una fuerza mundial, en alianza con los movimientos que comparten con nosotras los valores para la lograr transformar el mundo.Fortalecidas con los que construimos en este 11.o Encuentro Internacional hacemos un llamado a seguir nuestra marcha participando activamente en las luchas feministas de nuestros países, en la construcción de acciones de solidaridad; en los procesos de alianza.Comenzamos hoy a organizar nuestra 5ª Acción Internacional en 2020. Reafirmamos el 24 de Abril día en que realizamos nuestras 24 horas de acción solidaria al largo de todo el mundo denunciando el papel de las transnacionales. Convocamos al conjunto de nuestro movimiento político a continuar con las movilizaciones para denunciar la violencia que sufrimos las mujeres y los ataques a nuestra vida y nuestros territorios que provocan migraciones forzadas tanto interiores como exteriores, construyendo alternativas desde la economía feminista que defiendan nuestras redes de sustentabilidad de la vida.​

En sororidad feminista,
Resistimos para vivir, marchamos para transformar
Bilbo, October de 2018.


Para revisar el Boletín completo: https://mmmboletinlasamericas.weebly.com/

jueves, 31 de enero de 2019

Ni golpe a las mujeres, ni golpe imperialista al pueblo


La Red de colectivos La Araña Feminista manifiesta su apoyo al hilo constitucional en Venezuela, representado en el Presidente Nicolás Maduro Moros, elegido el 20 de mayo del año 2018, en un proceso electoral transparente, democrático y libre.

Estamos ante un intento de golpe de Estado, que al igual que los orquestados en Brasil, Paraguay, y Honduras responde a la retaliación infame del capital internacional contra los países latinoamericanos, quienes plenos de vocación libertaria se negaron a entrar al ALCA en detrimento de los intereses de nuestras naciones y nuestros pueblos. Revestidos de una legalidad inexistente, intentan hoy, en nuestro país, con la complicidad de la burguesía nacional y los partidos de la derecha fascista a su servicio, romper el orden jurídico venezolano para imponernos la entrega de activos, recursos y fuerza de trabajo de nuestras gentes.

La Constitución de la República establece en su artículo 233 que las faltas absolutas del Presidente o Presidenta son la muerte, la renuncia o aquella decretada por el Tribunal Supremo de Justicia por incapacidad física o mental permanente certificada, el abandono del cargo, ó la revocación popular de su mandato. Por lo que el argumento utilizado para desconocer al Presidente constitucional es inexistente. En cuanto al artículo 350 tan mencionado por la oposición, expresa que el pueblo venezolano tiene derecho a desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe su espíritu democrático; en Venezuela existe plena libertad de acción, de opinión y de pensamiento, lo que por supuesto no da el derecho de abrogarse para si la verdad, desconociendo la voluntad de mas de 6 millones de venezolanas y venezolanos, es decir un 67% de quienes decidieron ir a votar, y que en pleno ejercicio de su derecho eligieron a Nicolás Maduro como Presidente el año próximo pasado para el período constitucional 2019 -2025.

Desde que Barack Obama -y luego Donald Trump - calificaran a Venezuela como “UNA AMENAZA INUSUAL Y EXTRAORDINARIA” hemos asumido la inminencia de la escalada injerencista como un hecho. Desde ese momento le hemos gritado al mundo que las motivaciones reales de tal amenaza son las riquezas que posee nuestra nación y son el motivo de las tensiones geopolíticas que provoca el imperio norteamericano en Latinoamérica.

No es para nosotras posible reconocer a quien responde a los viles intereses del Imperio Norteamericano; a quien se ha autoproclamado Presidente sin que medie el ejercicio democrático de una elección para este fin. Intentando justificar con sus actos una intervención extranjera, bajo la fachada de una supuesta “ayuda humanitaria”, que lo que trae consigo son violaciones masivas, prostitución forzada, y otras calamidades como lo hemos visto en múltiples ocasiones a lo largo y ancho del Continente.

Es por todo ello que decimos hoy, con la fuerza de nuestras voces en coro: Aquí estamos Venezuela, en pie de lucha por la vida. No permitiremos que nos inciten a una guerra civil, pues somos completa y enteramente capaces de solucionar pacíficamente nuestros problemas, nos negamos a aceptar esa escena más del guión, que como en Libia y Siria intentan montar sólo para el registro de sus cámaras y sus medios hegemónicos, pero que para nada tiene asidero en la realidad de las calles de nuestro país . Invocamos nuestro derecho inalienable a la autodeterminación y le exigimos a los países del mundo nos dejen solucionar nuestros conflictos en paz y al amparo de nuestras leyes y nuestra instituciones.

Somos un pueblo de paz y convocamos desde aquí al dialogo entre hermanas y hermanos sin que medien intereses extranjeros que se contrapongan a los de las venezolanas y los venezolanos. Sabemos y por ello alertamos a todas y todos que las guerras se libran en los territorios, pero también en los cuerpos de las mujeres, víctimas en tiempos de guerra de las peores atrocidades.

Es por todo ello que esperamos que no subestimen la fuerza y la consciencia de un pueblo que se ha mantenido firme enfrentando una guerra económica inducida por los grandes capitales para ponernos de rodillas. Hemos soportado sus efectos dolorosos, con el coraje y la valentía de cada mujer venezolana, amasando las arepas de yuca o batata, remendando la ropa de nuestras hijas y nuestros hijos, haciendo de cada acto cotidiano un acto de resistencia.


¡Feminismo en resistencia!

¡Por nuestra patria - matria !
Diseño original por emerge y Sadaf F K.
Sitio Web por ZOEK