sábado, 27 de abril de 2013

24 horas de acción feminista a través del mundo 10 de diciembre 2012


La Marcha Mundial de las Mujeres es un movimiento mundial de acciones feministas que reúne grupos de mujeres y organizaciones que actúan para eliminar las causas que originan la pobreza y la violencia contra las mujeres. Luchamos contra todas las formas de discriminación sufridas con las mujeres. Nuestros valores y nuestras acciones visan un cambio político, económico y social, los mismos que se articulan alrededor de la mundialización de las solidaridades, la igualdad entre mujeres y el fortalecimiento de las alianzas entre mujeres y con otros movimientos sociales.



Los ejes o campos de acción de la Marcha son: el bien común y servicios públicos, la paz y la desmilitarización, la autonomía económica de las mujeres y la violencia hacia las mujeres. Es en este contexto que se tejen a nivel mundial diversas estrategias de visibilización y se abren espacios para debatir, reflexionar y constatar las luchas de los movimientos de mujeres y sociales en el mundo.

Para ello nosotras activistas de la Marcha Mundial de las Mujeres realizamos acciones en nuestras comunidades entre las 12 y las 13 horas el día 10 de diciembre del 2012. Empezando en Nueva Caledonia y llegando hasta Seattle donde estuvimos movilizadas por 24 horas como símbolo de que estamos alertas a lo que pasa en el mundo, de los ataques a los derechos a las mujeres, y para dar a conocer nuestras resistencias y alternativas.

En este sentido es que en Chile se realizó un foro donde intentamos construir otras formas de organizar la vida que superen al patriarcado, al capitalismo, al racismo, la lesbofobia y estas acciones cobran aún más sentido frente a las crisis sistémicas y las falsas soluciones que el sistema nos entrega.

La crisis económica profundiza el desempleo y se responde con medidas de austeridad y el corte de políticas sociales. Las crisis ambiental y climática que se responde con la privatización de la naturaleza. La crisis de los ciudadanos se da por una mayor responsabilización y sobrecarga de las mujeres, especialmente en su responsabilidad por alas necesidades básicas que todas y todos tenemos. Estas falsas soluciones que se imponen gracias a una captura del espacio político por las corporaciones y tecnócratas financieros, por la criminalización de las luchas sociales y por un incremento de la militarización. Ellas favorecen y se alimentan del aumento del conservadurismo, de los ataques de los integristas de diferentes religiones, del incremento de todo tipo de violencia en contra de las mujeres, del control y mayor mercantilización de nuestros cuerpos y el debilitamiento de derechos y los avances que hemos ganado las mujeres.¹

El foro que realizamos como Marcha Mundial de las Mujeres Chile fue en la Universidad de Artes y ciencias sociales, ARCIS, en conjunto con la Escuela de Trabajo Social, espacio que fue de gran utilidad para visibilizar las luchas de los y las estudiantes, el pueblo mapuche, las comunidades en conflicto ambiental, los y las campesinos/as y las mujeres.

Para debatir y reflexionar sobre “Feminismo y violencia estructural: la resistencia de los Pueblos” se invitó a Fernando Pairicán, historiador del conflicto mapuche, Veronica Gónzalez, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, OLCA, Jacqueline Arriagada, Directora de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, ANAMURI, y todas las integrantes de la Marcha Mundial de las Mujeres.

Las y los panelistas lograron entregar un panorama global y local sobre las resistencias que diversas comunidades enfrentan. Fernando Pairican, comento sobre el conflicto mapuche y la violencia que ejerce el Estado chileno hacia las comunidades mapuche y como ese pueblo desde distintos frentes resiste no solo ante la violencia de un Estado, sino que además contra la llegada de corporaciones trasnacionales a sus territorios ancestrales. La representante del OLCA, Veronica Gónzalez, se refirió a las explotaciones mineras y el abuso de estas en las comunidades dejando sin agua al Norte de Chile. Veronica también destaco el rol dela lucha y resistencia que las mujeres llevan en esas comunidades que se enfrentan al daño ecológico de las mineras. Jacqueline Arriagada, relato su visión desde la comuna de Quillón- Región del Bío Bío- y lo difícil que es resistir desde las regiones donde no existe ningún tipo de apoyo del Estado. Jacqueline explico que en la mayoría de las veces las organizaciones son las que deben sustituir el quehacer del Gobierno.

Todas estas voces confluyeron en un gran debate sobre la violencia en diversos países del mundo en el mismo horario, todas acciones para generar un impacto en las distintas sociedades como Filipinas, Bangladesh, Kenya, Mozambique, Turquía, Argelia, Bélgica, Bilbao, Francia, Galicia, Suiza, Portugal, Londres, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Colombia, Cuba, Perú, Quebec, Guatemala, México, Seattle. EN estos países se realización performance, poemas, bailes callejeros, etc, que impactaron en los espacios públicos de esos países y todas las mujeres anunciaban…

¡Hasta que todas y todos seamos libres, estaremos unidas hasta lograrlo!





Angie Mendoza Araneda, MMM-Chile
Trabajadora Social Universidad ARCIS, Magister en Ciencias Sociales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Diseño original por emerge y Sadaf F K.
Sitio Web por ZOEK