viernes, 24 de agosto de 2012

Declaración Pública de la Marcha Mundial de las Mujeres – Chile


Como Marcha Mundial de las Mujeres-Chile (MMM-Chile) declaramos que, a pesar de haber trabajado durante seis meses como parte del grupo organizador del Encuentro por la Diversidad Feminista que se realizará en Valparaíso en noviembre de este año, hemos decidido restarnos del mismo por razones fundadas principalmente en la falta de acuerdos y trabajo político afín.



Esto, porque se han revocado de manera poco clara decisiones tomadas en conjunto, que comprometen la ética, la forma de hacer política y por consiguiente la construcción de feminismos que puedan dialogar y trabajar juntos. Detallamos a continuación nuestras impresiones:

El Encuentro Nacional de la Diversidad Feminista no cumple con su premisa de reunir a una “diversidad feminista”, puesto que se han rechazado las inscripciones de algunos bio-hombres, quienes postularon, en el entendido de que se autodefinen a sí mismos/as como feministas, antes que cuerpos genitalizados.

Tras varias discusiones, el grupo organizador del encuentro acordó colectivamente que el criterio de inscripción sería “ser feminista”, sin importar el cuerpo/sexo. No obstante, tal acuerdo fue transgredido. Desde la MMM-Chile no estamos de acuerdo con que el cuerpo feminista sea la mujer, ni creemos en su esencialización. No creemos en la exclusión de los otros cuerpos y valoramos todas las experiencias políticas feministas. Queremos que quede claro que el hecho de excluir a compañerxs del Encuentro Feminista, responde a una decisión-acción que se efectuó a puertas cerradas por parte de algunas personas de la organización del evento, revocando de manera autoritaria y patriarcal la postura que colectivamente se había tomado.

Los feminismos debemos converger, dialogar y no censurar a otrxs, ya que el sujeto histórico -protegido por algunos sectores del feminismo- ha mutado, y es necesario reconocer dichas transformaciones. El feminismo como ideología no cuida el cuerpo sino que lo explora, lo deconstruye, lo performatiza y transforma. Desde nuestra organización no creemos que sea un plan del patriarcado que bio-hombres feministas se mezclen en los encuentros como un dispositivo de control, sino que son las propias feministas las que se restan de debatir con otros feminismos.

Nuestra posición como MMM-Chile es la construcción de un feminismo horizontal que se manifieste en los espacios públicos y privados. Insistimos en ello, ya que sabemos bien, que en general las discusiones no se plantean bajo esta lógica, en donde ciertas experiencias y memorias que reivindican algunas feministas asumen espacios de mayor poder frente a las experiencias de feministas jóvenes o de grupos de disidencia sexual.

Creemos además, que hacer una discusión “crítica” a puertas cerradas, resta la incorporación de experiencias que pueden fortalecer los cuestionamientos hacia el patriarcado y la sociedad de dominación masculina. Si se indaga en las múltiples estrategias que éste y su régimen heteronormativo y esencialista ejerce sobre una multiplicidad de cuerpos, se hace urgente y necesario fortalecer la discusión, así como crear un frente político de acción que efectivamente genere estrategias potentes contra el patriarcado. Consideramos firmemente que en esa tarea todxs cabemos.

Ponemos en duda la diversidad feminista que estará presente en la realización del encuentro, apoyándonos en lamentables antecedentes de actividades de este tipo realizadas en años anteriores. En el Encuentro Feminista Metropolitano del 2010 muchas voces fueron acalladas, sobre todo las propuestas que venían desde feministas jóvenes, lésbicas, trans y disidencias sexuales, lo que generó la autoexclusión de muchxs participantes. En base a eso nos preguntamos ¿Qué implica realizar un encuentro feminista realmente diverso?, ¿Desde dónde se construye el feminismo hoy? , y ¿Quiénes construyen ese cuerpo feminista hoy?

Como Marcha Mundial de las Mujeres-Chile, evidenciamos que los encuentros feministas en el país están debilitados y la representatividad del quehacer feminista pocas veces se refleja en dichos espacios. Asimismo, se hace necesario revisar y reconocer que la agenda feminista no se debe configurar como un espacio hegemónico de ciertas miradas del feminismo, excluyendo distintas problemáticas que otros grupos políticos feministas están pensando en este momento. Nuestro enemigo es el patriarcado y el capitalismo. Contra ellos deben ir orientados nuestros esfuerzos.

Creemos que todas estas discusiones enriquecen al feminismo. Discusiones que están generando las feministas en diversas latitudes del mundo. Creemos en la necesidad de volcarnos a trabajar justamente en un feminismo que no le niegue el derecho de debatir, pensar, ni de hacer acción política a nadie; ese es nuestro desafío. Invitamos a los diversos grupos, organizaciones y movimientos feministas a continuar y enriquecer este debate, en un marco de respeto y construcción de espacios reales de participación. En eso deberíamos abocarnos día a día.

¡Marcharemos hasta que todas y todos seamos libres!

 Agosto-2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Diseño original por emerge y Sadaf F K.
Sitio Web por ZOEK